cosas-que-ver-culturiplan

Cinco monumentos para entender el arte románico

monumentos-romanicos-portico-gloria

Índice de contenidos

El arte románico se puede explicar con innumerables monumentos románicos que jalonan el norte de España. Esto no es un ranking, sino un pequeño repaso de lo que significa el arte románico en nuestro patrimonio cultural. De este modo, hemos seleccionado los cinco monumentos que más claramente muestran las variables del arte románico.

Se llama arte románico al estilo predominante en Europa durante los siglos XI, XII y principios del XIII.

En aquella época las principales disciplinas artísticas; arquitectura, pintura y escultura estaban supeditadas al poder eclesiástico. En consecuencia, el románico no llegó nunca al sur musulman, donde florecía otra forma de arte, el arte andalusí.

A medida que la conquista cristiana avanza van surgiendo algunos ejemplos de arte románico tardío en zonas de Castilla la Mancha y sur de Extremadura. Los últimos territorios (Andalucia y Levante) se conquistan durante el periodo gótico y renacentista en el caso de Granada.

Territorio de influencia del arte románico

mapa-arte-romanico-espana
wikipedia

Para poder entender el arte románico hemos incluido cinco monumentos que por una u otra razón definen alguno aspecto clave del románico.

La sociedad durante la Edad Media se estructuraba en torno a dos ejes fundamentales; la religión y la nobleza. Las iglesias no solo eran lugares de culto religioso sino también espacios de reunión y de refugio, eran los «centros culturales» de la época así como la fortaleza donde refugiarse en caso de ataque. De esta manera, la construcción de una iglesia supone el asentamiento de un núcleo de población, factor que explica la gran cantidad de iglesias construidas en este periodo.

Las iglesias como motor de crecimiento de la comarca

Un buen ejemplo de concentración de iglesias construidas en el mismo periodo es el Vall de Boí en Lleida, sus nueve iglesias han sido declaradas Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

Las nueve iglesias (ocho iglesias y una ermita) fueron construidas casi simultaneamente dándose la curiosidad de que dos de ellas se inauguraron un día después de otro en la misma localidad, Taüll.

Fascinante ruta del arte románico del Vall de Boí

El aislamiento del valle ha permitido que las iglesias románicas del Vall de Boí se conserven casi intactas, mostrándo una gran pureza de arte románico lombardo (procedente del norte de Italia).

Muchos de los monumentos románicos han sufrido reformas introduciendo otros estilos arquitectónicos, también el paso del tiempo a deteriorado las construcciones de aquella época. Estos dos factores hacen que en ocasiones tengamos una visión distorsionada de lo que supuso el arte románico para las gentes de la Edad Media.

Cuando miramos una iglesia románica la vemos vieja, medio rota, sin embargo gracias a la reforma que el arquitecto Manuel Aníbal Álvarez Amoroso realizó a finales del S. XIX en Frómista podemos ver como luce una «nueva» construcción románica. La reforma del S. XIX eliminó los elementos añadidos en otras épocas y devolvió el templo al estado en el que muy probablemente estuvo cuando se construyó.

Una verdadera maravilla que nos permite ver el arte románico de igual manera que lo veían las personas de la época.

San-Martin-de-Fromista.-General

¡Wow! si hubiera un LEGO románico, éste sería el modelo. Una verdadera maravilla hecha a base de figuras geométricas tan simples como círculo, cuadrado y triángulo. Los círculos se convierten en semicírculos para arcos y ábsides, dos cuadrados superpuestos componen el octógono de su cimborrio y los triángulos rematan cornisas y contrafuertes. El cantero que diseñó San Martín de Tours era un auténtico genio.

Más información San Martín de Tours en Frómista

Si algo define a la arquitectura románica es el aspecto robusto, pero muchas construcciones no aguantaron el enorme peso de la bóveda de cañón y se vinieron abajo, problema que fue resuelto en el periodo gótico con la bóveda de cruceria y los arcos arbotantes.

Las construcciones románicas tenían muy pocas aberturas y se hacía necesario decorar la gran cantidad de muros que componían las estancias. Esta necesidad de pintar los muros desapareció con el gótico, que sustituyó los muros por grandes ventanales.

La mayoría de las iglesias eran decoradas con frescos, pero muy pocos han sobrevivido en buen estado hasta nuestros días. El ejemplo más notable de pintura románica lo tenemos en la Basílica de San Isidoro, en León.

Museo-de-San-Isidoro

 La Colegiata Basílica de San Isidoro es uno de los centros más importantes del románico español por su arte, su arquitectura y sobre todo por su historia, puesto que en ella se reunieron por primera vez las Cortes de León en estructura parlamentaria, siendo la cuna del parlamentarismo europeo.

Más información sobre la Basílica de San Isidoro

Se trata de uno de los lugares indispensables que visitar en León, una ciudad en la que podemos ver la evolución de la arquitectura española con fantásticos monumentos de diferentes épocas.

Es posible que a algunos os sorprenda que hayamos incluido San Millán de Suso en un artículo sobre el románico, puesto que gran parte de la construcción es de estilo mozárabe y los elementos románicos son bastante «discretos».

Aunque no sea el más espectacular de los monumentos románicos, su extraordinaria importancia histórica y espiritual lo convierten en un lugar esencial para entender el románico español.

Un aspecto fundamental del periodo románico es el inicio de la escritura en lenguas romances, entre ellas la que hoy día hablan más de 500 millones de personas, el castellano. También en este monasterio aparecen los primeros escritos en euskera, lengua que nada tiene que ver con el romance, pero que llegó a ser hablada en gran parte del norte peninsular coincidiendo con la expansión del reino de Pamplona.

San Millán de Suso es una de las cunas del castellano junto a los Cartularios de Valpuesta y las Glosas Silenses, todo ello forma un compendio que refleja el idioma que se hablaba comunmente en aquellas zonas y tiempos, y que por vez primera se expresa por escrito. La historia de este monasterio es fascinante.

Más información sobre los Monasterios de San Millán de Suso y de Yuso

El Monasterio de Suso forma junto con el Monasterio de Yuso un conjunto monumental declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO.

monasterio-san-millan-de-suso

No se puede hablar del románico español sin mencionar la ciudad de Zamora, que conserva la mayor concentración de románico de todo Europa.

Pero no es solo cuestión de cantidad, sino también de la original interpretación que se hace en Zamora del arte románico. Zamora ha sido siempre una ciudad vanguardista, no en vano atesora también fantásticos edificios modernistas y restauraciones sorprendentes que se han convertido en referencia arquitectónica.

Catedral-de-Zamora

Si todavía no has visitado Zamora te recomendamos que lo hagas, y si ya la has visitado te recomendamos leer este artículo sobre Zamora, quizas te entre ganas de volver a visitar esta maravillosa ciudad.

La Catedral de Zamora es uno de los monumentos románicos más importantes de España, su robustez no está reñida con la elegancia y su cúpula de inspiración bizantina representa la más rabiosa vanguardia de aquella época.

Más información sobre la Catedral de Zamora

A lo largo de los siglos la Catedral de Zamora ha ido evolucionando y aunque sigue siendo esencialmente románica, contiene también interesantes elementos de los periodos gótico y renacentista.

La pintura que se desarrolla durante el románico trata casi en su totalidad sobre temas religiosos y pretenden cumplir una función didáctica dado el alto grado de analfabetísmo de la época. También se incluyen ciertos contenidos alegóricos destinados a un público con más conocimientos (élites eclesiásticas y algunos nobles).

Características principales de la pintura románica

  • Formas simples delimitadas por trazos rígidos (contornos de líneas negras).
  • Colores puros y brillantes, para contrarestar la oscuridad de los edificios.
  • Sin sombras ni profundidad (aspecto de pintura plana).
  • Sin prespectiva lineal, aunque sí jerárquica.
  • Series repetitivas del mismo elemento.

En siglos posteriores según avanzan las técnicas pictóricas se desprecia la pintura románica por ser muy primitiva y en muchos casos se destruye, llegando solo unos pocos ejemplos hasta nuestros días.

  • Temas religiosos o de la realeza.
  • Principalmente insertada en la arquitectura como elemento decorativo, espiritual y didáctico.
  • Inspirada en dibujos, es decir, en modelos artificiales y por tanto muestra falta de naturalidad.
  • Adaptación al marco, las figuras se adaptan al espacio disponible, contrayéndose o estirándose.
  • Fue muy común la policromía, aunque en la mayoría de los casos ha desaparecido por la acción del tiempo o por posteriores reformas.

Otros artículos de tu interés…

Esto le puede interesar a algún amigo, ¡Comparte!

Share on whatsapp
Share on facebook
Share on twitter
Share on email
Share on linkedin
cosas-que-ver-culturiplan

¿No sabes que hacer este finde?

Lo tienes fácil …

SUSCRÍBETE A NUESTRA NEWSLETTER

cosas-que-ver-culturiplan